Cómo influye la salud mental en el bienestar laboral

Cómo influye la salud mental en el bienestar laboral

La cantidad de horas de nuestras vidas que pasamos en el ámbito laboral es realmente considerable. De ahí la importancia de que este tiempo garantice nuestra salud mental, porque de ella depende tanto nuestro rendimiento puertas adentro como la forma en que somos capaces de vivir y disfrutar nuestra vida puertas afuera.

La salud mental de los colaboradores es un eje importante y determinante para todas las organizaciones preocupadas por el bienestar en el lugar de trabajo.

En los mejores lugares para trabajar esto lo vemos permanentemente en distintas prácticas y políticas culturales. No sólo antes y durante la pandemia, sino que las proyecciones nos indican que esto se seguirá profundizando con la nueva normalidad laboral.

¿Qué es la salud mental en el trabajo?

Cuando hablamos de salud mental no nos estamos refiriendo únicamente a que no haya enfermedad, sino que el concepto es mucho más amplio. La salud mental hace referencia a un estado de bienestar que contempla lo físico, lo espiritual y lo mental.

Cuando trasladamos esta definición al lugar de trabajo, lo que se pone de relieve es que la calidad de vida del trabajador, tanto interna como externa, repercute directamente en su desempeño laboral y su compromiso para con la organización.

Más aún, teniendo en cuenta esto, es claro que cuando la persona se siente bien ello repercute directamente en su contribución a desarrollar una sociedad más sana. En consecuencia, se eleva aún más el rol social de la organización ya que con su contención y apoyo a sus colaboradores, contribuye al mismo tiempo al bienestar social general.

¿Cuál es la importancia de la salud mental en el trabajo?

La salud mental en el trabajo es importante desde siempre, pero la pandemia revolucionó todo. De un día para otro nuestras rutinas cotidianas tuvieron un giro de 180 grados: dejamos de tomar transporte público o lidiar con el tráfico, de sentarnos en nuestro escritorio y conversar con nuestros compañeros, todos pasaron a conocer nuestro hogar (e incluso a los miembros de nuestra familia) mediante las reuniones virtuales, los horarios del calendario se modificaron drásticamente, sumado a las tareas del cuidado del hogar y la familia que se sumaron a nuestra agenda.

Todo ello tuvo un gran impacto en la salud mental de los colaboradores y muchas organizaciones estuvieron ahí para darles soporte, tanto en lo personal como en lo laboral. Desde los datos que manejamos en Great Place to Work® a partir de nuestras mediciones hemos visto cómo las empresas lograron apuntalar la calidad de vida de sus colaboradores en la pandemia.

Lo que analizamos son los vínculos de confianza que se construyen en el lugar de trabajo y que se logran mediante el desarrollo de una cultura de cuidado de las personas que va más allá de clases de yoga virtual, mindfullnes y otros beneficios.

Los números reflejan lo que los empleados sienten en estas organizaciones cuando los consultamos sobre salud mental. Y lo que nos dicen es sólido y consistente, y nos demuestra por qué estas empresas son parte del ranking de Los Mejores Lugares para Trabajar™.

En primer lugar, observamos que son los líderes quienes logran materializar esta cultura de cuidado porque son ellos los responsables de impulsarla. Y lo hacen, por ejemplo, cuando incentivan a los miembros de su equipo a conectar su propósito personal con el propósito laboral. En los Mejores Lugares para Trabajar, vemos 86 puntos de favorabilidad cuando consultamos a los colaboradores si sus líderes los ayudan a conectarse con una meta particular, versus 76 puntos del resto.

Y lo mismo sucede cuando ponemos la lupa sobre si los trabajadores sienten que existe colaboración y preocupación de unos con otros y si sus líderes los involucran en los temas que afectan sobre su trabajo diario. El resultado se repite, encontramos 91 de favorabilidad en los mejores lugares para trabajar versus 78.

El tercer indicador que analizamos es la estabilidad financiera de los colaboradores, y creemos importante destacar puesto que de nada sirve otorgar beneficios si no atendemos las preocupaciones financiero-domésticas de nuestros trabajadores. En este aspecto, los mejores lugares para trabajar vuelven a performar mejor: 74 a 56.

El cuarto indicador es cómo los líderes ayudaron a sus equipos a equilibrar la vida personal con la laboral. Nuevamente se mantiene la tendencia a favor de las empresas del ranking: 88 versus 70.

Por último, y como quinto indicador, miramos cuál es la percepción de bienestar de las personas y eso nos dio 92 versus 77.

En resumen, el foco de las mejores empresas para trabajar estuvo y está puesto en cuidar a las personas basándose en las relaciones, independientemente de toda la infraestructura material complementaria que también ofrecen.

Ergonomía de la salud mental

La transformación de la forma tradicional de trabajar que generó la pandemia se vio reflejada en muchos ámbitos de la vida organizacional y no solo en pasar de la presencialidad a la virtualidad.

En pos del cuidado de la salud mental de los trabajadores se desarrolló una nueva fase de la ergonomía tal como la conocíamos. La ergonomía de la salud mental de los empleados puso el foco en detectar quiénes son aquellas personas que requieren mayor atención.

Algunos lo hicieron a través de sus líderes, quienes fortalecieron su tarea de detectar qué empleados se encontraban por debajo de su rendimiento, ver qué estaba sucediendo y apoyarlos. Asimismo, muchas organizaciones complementaron esta labor con otras herramientas, como cuestionarios especializados, para medir la salud mental de sus equipos.

En esta línea, las empresas se transformaron en un apoyo para los colaboradores tanto a nivel profesional, como así también, respecto de sus necesidades familiares. Incluso, con programas corporativos que existían pre-pandemia, pero que antes pocos atendían y que de pronto tomaron una preponderancia inusitada.

La ergonomía de la salud mental se enfoca en acompañar al colaborador y a su familia. En fortalecer su sentido de pertenencia y el engagement de los colaboradores, dándoles seguridad laboral.

Y pone la mira también en asesorar a los empleados acerca de cómo pueden trabajar mejor desde sus casas y vivir este nuevo home office generando un espacio de trabajo saludable. Por ejemplo, sobre cómo trabajar saludablemente en el entorno de los ruidos del hogar.

Cómo cuidar la salud mental en el trabajo: caso DIRECTV

Directv es uno de los ejemplos de los grandes lugares para trabajar que ponen foco en el cuidado de la salud mental de sus colaboradores.

La pandemia revolucionó su forma de trabajo y, más aún, si tenemos en cuenta que gran parte de su personal, como son los instaladores, desarrollan un trabajo en campo que no podía mutar hacia la virtualidad.

En pos de acompañar a sus trabajadores, DIRECTV asumió el desafío de vencer los miedos, tanto de los líderes como de sus colaboradores, de salir a la calle y entrar a un hogar (con todos los riesgos que esto implicaba e implica). Para ello, la empresa trabajó con médicos y especialistas en la materia que brindaron charlas y apoyo a los empleados, estando siempre muy cerca.

Por supuesto, que este acompañamiento psicológico personal se vio complementado de todo el equipamiento técnico necesario para desarrollar la tarea en campo. Sin embargo, lo que tenían muy en claro era que el equipamiento era un hecho asegurado, pero que lo que había que apuntalar fuertemente eran el miedo y la salud psicológica.

El programa de cuidado en este caso incluyó: nuevos protocolos de trabajo, acompañamiento uno a uno a líderes y empleados, fortalecimiento de la empatía y la flexibilización según las necesidades de cada familia.

“Las empresas pasaron de bueno, estoy tranquilo porque tengo la ART en caso de necesidad, y asumieron un rol mucho más participativo de ir a buscar y estar presentes con las personas que requerían algún tipo de asistencia, ya sea por covid o por su salud en general o su salud mental.”

¿Quieres conocer la percepción que tienen los colaboradores en tu organización? 

Si la respuesta es sí, puedes encontrar todo lo que buscas en los datos. Ellos te van a mostrar cuál es tu situación actual a través de nuestra plataforma Emprising™ y te van a guiar en las acciones a tomar para lograr los objetivos que tu organización se propone.

La medición sistémica es la clave para tomar las decisiones correctas. Ahora es el momento, contáctanos.


CONTÁCTANOS

POR WHATSAPP