Dilemas éticos en RRHH

Dilemas éticos en RRHH

¿Cómo debería responder un profesional de los Recursos Humanos cuando se le solicita realizar un acto ilegal o poco ético?

BANNER GPTW

Por: Susan Ladika, periodista de Recursos Humanos en HR Magazine.

Ralph Kellogg, quien actualmente es un profesional senior certificado de los Recursos Humanos, recuerda cuando en los comienzos de su carrera profesional uno de sus jefes le solicitó despedir a un empleado afroamericano, supuestamente, porque aquella mujer “no representaba bien a la compañía.” 

Kellogg comenta que una vez que entendió que se le estaba solicitando despedirla simplemente por su color de piel, comprendió que este acto podía tener consecuencias legales para él. Luego de conversar con uno de sus antiguos mentores, Ralph le contestó a sus superiores que no realizaría tal acto y meses después dejó la organización. 

“Al final del día es tu decisión el actuar de manera poco ética o ilegal,” dice Kellogg, quien hoy en día es Vicepresidente Asistente de Recursos Humanos en Lutheran Family Services en Omaha, Nebraska.  De igual manera, R. Scott Oswald, Gerente Principal en The Employment Law Group P.C., en Washington D.C., comenta que a menudo los profesionales de Recursos Humanos son puestos entre la espada y la pared, arriesgando no solo las carreras de la gente que defienden, sino también las suyas. 

Don Herrmann, otro profesional de alto nivel de los Recursos Humanos, comenta que en sus 40 años de trayectoria trabajando en ese mundo, el dilema ético más común con el que se ha enfrentado ha sido cuando se le ha solicitado buscar maneras de “re-clasificar” a los colaboradores de la empresa como “exentos” ante las leyes laborales estadounidenses para que la compañía no tenga que pagarle a esos colaboradores tanto dinero, como en realidad les corresponde.

De igual manera, a Herrmann se le solicitó una vez que testificara de que se estaban realizando las aportaciones adecuadas a las pensiones de los colaboradores, cuando en realidad, no era así. Sólo cuando Herrmann le aclaró a sus superiores que le estaban solicitando romper una ley federal, fue que dejaron de insistir. Posteriormente, la compañía terminó despidiendo a Hermann y luego, tanto el dueño del negocio como su Chief Financial Officer, fueron enjuiciados por falsificar aportaciones de pensiones. 

Durante 2020, el 30% de 3320 colaboradores encuestados, según el 2021 Global Business Ethics Survey Report, dijeron sentirse presionados por actuar de manera poco ética y romper las reglas de su organización, resultado que fue 14 puntos porcentuales más alto que en 2017. 

Los profesionales de Recursos Humanos mencionados con anterioridad concuerdan en que lo mejor que se puede hacer al enfrentar una situación como esta, es preguntar de manera directa a su supervisor o jefe inmediato si lo que se les solicita hacer encaja dentro de las políticas de ética de la empresa. Si esto no genera un cambio, o no se obtiene una respuesta lo suficientemente clara, se sugiere acudir al jefe superior inmediato y así hasta generar una discusión seria al respecto. 


Fuente: HR Magazine - Winter 2021


Traducido y adaptado por: Felipe Dueñas, Growth and Digital Marketing Coordinator, Great Place To Work® Ecuador. 

Si quieres que tu empresa sea un gran lugar de trabajo y tome más conciencia sobre este tipo de temas, contáctanos a través de: https://bit.ly/3pUfAiK  

Banner IG GPTW 01


CONTÁCTANOS

POR WHATSAPP