La forma en la que trabajamos no funciona

La forma en la que trabajamos no funciona

En los Estados Unidos, el trabajo se ha convertido en un método para cultivar identidad y autoconocimiento, así como una forma de aspirar al éxito personal. Sin embargo, el aislamiento y la crisis económica producto de la pandemia, han generado un momento de reflexión masiva.

BANNER GPTW

Casi dos años después de los primeros cierres de oficinas y colapsos económicos, la sociedad estadounidense está demostrando un fuerte rechazo a las antiguas formas de trabajo. Los colaboradores de ese país, están renunciando a sus empleos en cantidades nunca antes vistas, y los que aún no renuncian, se están preguntando cómo conseguir un mayor balance laboral-personal sin dejar que su trabajo interfiera en las decisiones de su vida personal. 

Los periodistas Charlie Warzel y Anne Helen Petersen analizan esta problemática en su libro Out Of Office: The Big Problem and Bigger Promise of Working From Home, un recuento de las distintas formas de trabajar que han existido en el último siglo, y cómo estas han ido evolucionando a través del tiempo hasta ahora. 

En su libro, Warzel habla sobre la Gran Resignación (Great Resignation), o el período de tiempo actual en el que los colaboradores se encuentran “quemados”, extremadamente frustrados, renunciando en masa, y dándose cuenta de que la forma en la que han venido trabajando simplemente ya no funciona para ellos. 

A su vez, Charlie comenta que la mayoría de compañías tienen una cultura “rota”, incluso aquellas que están realizando esfuerzos importantes en beneficio de sus colaboradores. 

Esto ocurre principalmente debido a fallos en la manera en que se ascienden a los colaboradores y se establecen a los líderes en las compañías. Debido a esto, quienes son colaboradores destacados en las empresas son ascendidos como gerentes o líderes de equipos, y muchas veces no se les da las bases necesarias para liderar con éxito.

Considerando esto, lo que termina ocurriendo es que estas personas sufren en gran medida pero no comentan nada por miedo a ser degradados de su cargo. Generando así, una capa de confusión debido a que la gerencia intermedia es el tejido conectivo de la compañía, y es donde suelen iniciar los problemas en la cultura organizacional con facilidad, cuando no se tienen en cuenta estos temas.

Sobre sus predicciones para el futuro, Charlie Warzel cree que las compañías más grandes serán quienes podrán adaptarse mucho mejor a esta situación por el simple hecho de tener el entendimiento necesario y los recursos para hacerlo. Pero a su vez, opina que los negocios pequeños se sentirán temerosos de obligar a sus trabajadores a volver a las costumbres antiguas por su miedo a innovar considerando su falta de entendimiento y de recursos sobre el tema. 

Sin embargo, Charlie cree que las compañías explorarán diferentes adaptaciones a través del tiempo. Por ejemplo, veremos organizaciones experimentar con semanas laborales de 4 días, una iniciativa que muy probablemente será estudiada, y se convertirá en algo que los consultores de élite ofrecerán a todas las empresas y así, poco a poco irán cambiando los hábitos de las empresas en el país. 

Es así como se verán muchos cambios en este sentido y flexibilidad por parte de las empresas porque, simplemente, la forma en la que estamos trabajando ahora es insostenible, y se debe buscar diferentes maneras de generar una mejor experiencia para los colaboradores. 


Fuente: HR Brew

Traducido y adaptado por: Felipe Dueñas, Growth and Digital Marketing Coordinator, Great Place To Work® Ecuador. 

Si quieres que tu empresa sea un gran lugar de trabajo y tome más conciencia sobre este tipo de temas, contáctanos a través de: https://bit.ly/3pUfAiK 

Banner IG GPTW 01


CONTÁCTANOS

POR WHATSAPP