Ser un líder humilde: Mejor para el negocio, mejor para las personas

Ser un líder humilde: Mejor para el negocio, mejor para las personas

Los mejores líderes en los lugares de trabajo suelen ser descritos como confiables, carismáticos y altamente persuasivos. Sin embargo, un estudio reciente señala que la humildad es también un rasgo característico crítico para generar colaboradores de mayor rendimiento.

BANNER GPTW

Un estudio de la University of South Australia Centre for Workplace Excellence analizó a 120 equipos laborales comprendidos de 495 miembros. Los investigadores concluyeron que: “los líderes que demuestran humildad a través de su auto-conocimiento, aplauden las fortalezas de otros así como sus contribuciones, y están abiertos a recibir retroalimentación, pueden lograr resultados positivos en sus ambientes laborales y reducir influencias negativas en el lugar de trabajo.”

La humildad se caracteriza por el auto-conocimiento, demostrando una apreciación de las otras personas y enfatizando una cultura de aprendizaje. Melody Wilding, una coach ejecutiva, y profesora del Silberman School Of Social Work at Hunter College comenta que: “No sólo son los líderes conscientes de sí mismos más efectivos, sino que además, las compañías con líderes de este tipo, suelen obtener un mayor rendimiento financiero.”

¿Se puede enseñar la humildad? Muchos expertos laborales creen que sí, y que los siguientes pasos, pueden ayudar a los líderes y gerentes a desarrollar esta característica en el trabajo: 

Mantener el balance: Según Todd Mosetter, vicepresidente de desarrollo de contenido en Building Champions, otra forma de definir la humildad es: “no pensar mucho o muy poco en uno mismo”. “Si piensas mucho, parecerás arrogante y perderás tu curiosidad. Si piensas muy poco, el miedo y la duda no te permitirán analizar distintas oportunidades que puedan aparecer”. 

Comprométete con tus empleados: Andrew Carnegie, uno de los líderes empresariales más exitosos de los Estados Unidos, decidió aprenderse los nombres de todos y cada uno de sus empleados, algo tan simple, pero que sirvió para demostrarles que todos en la compañía eran importantes para él. 

Admite tus errores: Jim Pendergast, vicepresidente senior de AltLINE Sobanco, menciona: “Las personas que están más dispuestas a aprender tanto de sus errores como de aquellos que sus colaboradores cometen, van a llegar más alto a la cima que cualquiera.”

Entretener a los nuevos: “Cuando reclutamos personal en nuestra compañía, señalamos a los candidatos los vacíos que existen en nuestra organización”, menciona Craig Brown, Chief Marketing Manager de Dora Wirth (Languages) Ltd. “Esto permite a los nuevos a pensar en nuevas soluciones para nosotros. Actuar con humildad significa que no vemos al expertise fresco como una amenaza sino como una oportunidad para crecer.”

Sé un jugador/a de equipo: Kara Goldin, Fundadora y CEO de Hint Water estuvo organizando perchas en las tiendas de retail de su compañìa junto a sus empleados, algo que talvez no necesariamente debía hacer, pero que le permitió ver cómo los consumidores compran, y así ganó un mayor entendimiento sobre su mercado.

Un líder empático sabe cuando los miembros de su equipo necesitan su ayuda y deciden “ponerse la camiseta” para trabajar junto a su equipo. 

Fuente: HR Magazine

Traducido y adaptado por: Felipe Dueñas, Growth and Digital Marketing Coordinator, Great Place To Work® Ecuador. 

Si quieres que tu empresa sea un gran lugar de trabajo y tome más conciencia sobre este tipo de temas, contáctanos a través de: https://bit.ly/3pUfAiK 

Banner IG GPTW 01


CONTÁCTANOS

POR WHATSAPP